Rinoplastia

La rinoplastia es la cirugía que corrige o rectifica la forma, tamaño o ángulo  que tiene la nariz. Lo más importante es adecuar el tamaño y forma de la nariz al resto de la cara para que quede integrada perfectamente conformando un rostro armonioso. No hay dos narices iguales aunque ambas estén operadas, ya que la morfología de los huesos de cada paciente es de gran importancia a la hora de que la nariz tenga una forma u otra.

La nariz se puede operar bien por circunstancias estéticas o bien por cuestiones de salud. En algunos casos hay pacientes que tienen dificultades para respirar y en ese caso también se puede realizar una cirugía para mejorar la funcionalidad de la nariz o bien para reparar fracturas del tabique nasal que han soldado mal.

Ficha Técnica

  • Indicaciones: personas que no se encuentren satisfechas con las proporciones y apariencia de su nariz o las que tengan algún problema respiratorio que pueda corregirse mediante cirugía.
  • Edad: a partir de los 15 años en que la nariz ha tomado su forma definitiva y ha terminado su desarrollo.
  • Preoperatorio: evaluación por parte del cirujano del grado de deformidad existente y la estructura ósea facial del paciente para valorar la técnica a seguir. Analíticas correspondientes a este tipo de intervención.
  • Intervención: la duración aproximada es de aproximadamente de dos a tres horas. La cirugía se realiza a través de pequeñas incisiones en el interior de la nariz del paciente de forma que no queda ningún tipo de cicatriz externa.
  • Anestesia: se puede realizar con anestesia local y sedación aunque dependiendo del paciente, a veces es recomendable hacerlo con anestesia general. El cirujano valorará qué anestesia usará en cada paciente.
  • Hospitalización: no requiere ninguna hospitalización, aunque es recomendable que el paciente esté bajo observación de algún familiar durante las siguientes 48 horas siguientes a la intervención.
  • Postoperatorio: no suele ser doloroso y las molestias se resuelven con analgésicos  suaves. Se colocan unos tapones de algodón que se retiran a las 24 horas a no ser que se haya intervenido también el tabique nasal en cuyo caso se dejarán ahí durante 5 días para mejorar la cicatrización y se mantenga la forma deseada.
  • Cuidados: tras haber sido intervenido de una rinoplastia, es recomendable dormir con la cabeza elevada y se debe evitar bajar la cabeza para evitar posibles sangrados. Una vez que se hayan retirado los tapones, se debe echar suero fisiológico varias veces al día pero sin sonarse después. Es recomendable usar gafas ligeras para evitar la aparición de un hematoma en la nariz durante el primer mes.


Infórmate ya!

Pida información sin compromiso. Primera consulta con un especialista GRATUITA

FINANCIACIÓN HASTA EN 5 AÑOS

Infórmate ya!



Cirugía Corporal

Liposucción
Lipoescultura Selectiva
Abdominoplastia



Perder Peso

Planes Silueta para perder entre 5 y 26kg
Plan Control de Ansiedad



Tratamientos Estética

Depilación Permanente Alejandrita
Presoterapia
Lipocontour Reducción de Grasa
VelaSmoth Reducción Flacidez
Electroestimulación